Ley N° 21.398 y artículo 15 bis de la Ley N° 19.496: Nuevas consideraciones en materia de datos personales y consumo

Ander Consultores & Abogados

Santiago, 25 de enero de 2022.

La nueva Ley 21.398 o Ley “Pro-consumidor”, publicada el 24 de diciembre de 2021, vino a ratificar una de las potestades ejercidas por el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) la cual, hasta entonces, había sido esgrimida únicamente en base a consideraciones de interpretación acogidas por los tribunales de justicia. Esto es, la facultad para velar por la protección de los datos personales de consumidores.

Así, a través del nuevo artículo 15 bis de la Ley 19.496, se consagra expresamente la facultad del SERNAC para velar por el debido cumplimiento de este nuevo aspecto, ampliando la legitimidad activa para iniciar procedimientos en que se encuentre comprometido el interés colectivo o difuso de los consumidores en relación a sus datos personales.

Más allá de las críticas sostenidas por la técnica legislativa usada, la deficiente redacción legal, o la entrega de competencias especiales a un órgano que no cuenta con la debida capacidad técnica o humana para velar por su adecuado cumplimiento, la nueva obligación con la que cuentan los proveedores de garantizar un tratamiento adecuado de los datos personales de sus consumidores, en conformidad con la Ley 19.628, es un hecho.

Es que ahora, la protección de datos personales de los consumidores cuenta con un órgano administrativo que reviste de la competencia necesaria para velar por su adecuado cumplimiento, teniendo todos los mecanismos de enforcement legal del derecho de consumo para que su cumplimiento sea de interés para los distintos proveedores del mercado.

Lo anterior trae consigo nuevos elementos a considerar a la hora de evaluar, diseñar, implementar y certificar planes de cumplimiento, siendo la arista de protección de datos un must have en su contenido para satisfacer los estándares normativos del SERNAC.

En un mundo cada vez más digitalizado, en donde el comercio fluye a una transición electrónica, la protección de datos personales que sostenga una organización termina siendo un factor indispensable dentro de la prestación de sus servicios, más aún al considerar la próxima entrada en vigencia del Reglamento de Comercio Electrónico (24 de marzo de 2022), y la creciente concientización de titulares sobre su privacidad y uso de sus datos personales.

En dicho contexto, los desafíos que presenta la incorporación del nuevo artículo 15 bis para los distintos proveedores, requieren una mirada mucho más acuciosa y consciente sobre el tratamiento de los datos personales. Así, es necesario comprender la gestión de datos como un proceso integrado dentro de la organización, debiendo levantar y gestionar dichos procesos para garantizar no solamente un funcionamiento conforme a la norma, sino que se pueda asegurar un enfoque de cuidado de la privacidad de sus clientes desde el diseño organizacional, permitiendo generar provecho sustentable de la nueva realidad digital del comercio electrónico.

En esta nueva comprensión, es esencial no concebir el tratamiento de datos como un elemento aislado o que responda solamente al llamado del regulador de turno. Se debe instalar como parte de las actividades estratégicas y de negocio más relevantes dentro de la organización, adoptando una política activa y permanente, con aún más detalle en aquellas áreas donde se den relaciones de consumo.  

Por esto, considerar la protección de datos dentro de los planes de cumplimiento, aparte de ser necesario para cumplir su propósito y permitir un alcance global de los mismos, implica un necesario ejercicio de integrar las definiciones estratégicas en gestión de datos personales, con el flujo operativo de la misma empresa, tomando relevancia las actividades de información, transacción, venta y post-venta realizadas con sus propios clientes.

En este nuevo escenario, el llamado a los proveedores debiera ser a integrar, sistematizar y armonizar las definiciones, y esa es justamente la lógica y el sello de los sistemas y planes de cumplimiento.

Ir arriba
× ¿Cómo te ayudamos?